15 de enero de 2015

Un ser llamado papá


Siempre pensamos y valoramos más  a una madre que aun padre, pero ¿Por qué? ¿Será que un hombre no es suficientemente digno de no solo ser llamado padre, sino de ser honrado por sus hijos como tal? 

Las madres han llevado la corona de ser la real razón por la que un hijo vive. A causa del trato distante y frío de su padre, pero existen padres que son tiernos y consentidos ante sus hijos, padres que han sabido no solo ganarse el título de padre sino también el honor de así serlo.

“Padres muchos ,madre solo una” frase típica de una tribu urbana llamada “ madres heridas” aquellas que han tenido un mal romance con los que fueron los hombres de su vida, pero que por cosas de la vida, la relación tuvo un final que dejó el corazón herido de aquellas mujeres, aquellas mujeres que su único método de defensa ante esos “desgraciados” es hacerlos ver como los peores del mundo, malos padres, que solo querían sexo con ellas pero que una vez las hayan dejado embarazadas vuelan como las águilas en conquista de otras tierras.

Tienes  un padre, no es el mejor del mundo, regaña, sermonea, incluso golpea y maltrata psicológicamente, quizás haya sido un delincuente, un narcotraficante, un sicario. Yo tengo un padre que nadie quiere tener y que muchos odian, que es grosero y orgulloso, pero a ese padre que tengo hoy, le doy el honor se ser llamado mi padre y llamarme su hijo. Haz tú lo mismo.

Madre solo una, pero padre no cualquiera sino el que yo quiero que sea y ese es y será el mío, aquel que estuvo con mamá, quizás ya hoy juntos no están, pero fue o es  aquel que estuvo conmigo.


también puedes leer < camino despejado>