21 de enero de 2015

Estado: acomplejado






No nacimos perfectos, nos hace falta  la vida propia para sentir el  corazón latir y las lágrimas de un estado por vivir. Es inevitable ocultar una lágrima, es difícil fingir una sonrisa, asi como el canto de las aves es por la mañana como una medicina a nuestros oídos.

¿Que nos hace falta para ser felices? Tal vez una cueva de emociones que nos permitan conocernos  a  nosotros mismos, quizás no… a muchos nos hace falta un dedo para señalar, a otros un dedo para tocar, acariciar y sentir el dulce en nuestros sentidos. Vivimos en un mundo imperfecto donde ser imperfectos es la causa de las desgracias; dolor, pena, desamor, intolerancia, frustración, complejos y demás.

No podemos huir de nuestra realidad, no podemos ocultarla tampoco, debemos enfrentarla, pero… ¿Cómo la enfrentas tú? Llorando, así la enfrentamos muchos de nosotros, no tenemos otra salida, llorar por nuestras desgracias y por nuestros complejos, que son la verdadera desdicha de todo.

Ustedes pueden tener su opinión, desde su perspectiva actual; religión, política, filosofía, ciencias. Cada uno de estos dará su propia solución al problema, pero no dejan de hablar desde su punto de vista y bajo sus bases que conllevan su vida. Al final tú sabrás cuál de todos estos remedios te ha de servir y aliviara el inmenso dolor del que solo sabes que te hace sufrir.

Pero mientras estaremos mirandonos en el espejo y nuestra imagen serà la de una persona golpeada y desencajada producto de su poca autoestima.


tambièn puedes leer < Con todo respeto, màtate >