5 de septiembre de 2016

Adoptados por el diablo

Y bajó. Le dio del fruto, pero ¿Qué paso después? Ella conoció la “verdad” esa que hoy en día nos ha condenado al infierno, siendo nacidos del “pecado” almas muertas que vagan por el mundo de las tinieblas tímidas, que no pueden mostrarse a la luz.



Y si ella no le hubiese hecho caso a la serpiente, ¿tú existirías? No lo sé, pero solo sé que nada sé (risa fingida). Tengo algo que decirles, alguien una vez me contó sobre el diablo, pero lo hizo de una manera peculiar, me dijo que él era el bueno.

El diablo le abrió los ojos a la humanidad, la cual estaba destinada a vivir cegados, a caminar por el camino que debían conocer, a respirar el único aire que podían tener, le dio a la humanidad el poder de ver la realidad e ir en contra de las reglas, en otras palabras el diablo se revelo y nos revelo a todos. Nos reclutó hacia su bando el de los ¿“malos”?


Después decimos que por qué pagan justos por pecadores, si los grandes líderes de la humanidad se enfrentan y nos toman como armas para poder ganar. El que nos dijo la verdad y el que nos la oculto para luego juzgar. Había necesidad de un fruto del bien y del mal, crearnos para ponernos  a prueba y luego mandarnos a vivir en la pena, ¿no es acaso lo mismo que hizo aquel malo? Ese que también nos volvió a crear para ponernos a dudar y luego mandarnos a vivir en la pena.






Fuente de la imagen: Internet.
http://forosdelavirgen.org/wp-content/uploads/2014/05/demonio-y-mujer-que-duerme.jpg