13 de noviembre de 2015

Mr. monstruo





¿Y si somos malos? Algo así como un monstruo en desarrollo. Lo he pensado y deduzco que sí.
Miles de años creyendo que somos humanos, seres que estamos en medio del bien y del mal, pero no. Nosotros somos el mal. En nuestra sangre solo fluye odio, venganza, envidia, rabia, dolor y hambre de gobernar a otros.

Somos malos, tratando de sentir lastima por otros, pero que en realidad solo queremos matar, destruir, aniquilar a quienes se metan en nuestro camino. Amamos la paz y la tranquilidad, pero cuando nos sentimos amenazados, simplemente nos defendemos de la peor manera posible, con violencia.

Sacamos de nuestro interior, aquello que nadie ha visto de nosotros, lo más oscuro y vil que somos. Queremos conseguir la paz, pero estamos llenos de tanta violencia, delincuencia, de tantas ratas (personas que son un estorbo para la sociedad). Deseamos que estas personas no jodan en la vida de nadie, que todos podamos caminar sin miedo por las calles, tranquilos y felices, pero la felicidad cuesta en un mundo donde para ser buenos, primero tenemos que ser malos y así ser temidos y respetados por el resto.

¿Cuantos no quisiéramos dejar escapar ese monstruo que tenemos por dentro?, simplemente para deshacernos de maleantes y perversos seres, que arruinan la tranquilidad de otros. O poder tener un libro de muerte y escribir, el nombre de ciertos individuos. Pero estamos estancados en lo bueno, suprimiendo ese Mr. Monstruo a toda costa, ya que si sale, se convertirá  en la peor amenaza de la humanidad incluso para la misma persona que lo posee.

No esta Mr. Monstruo físicamente, pero interiormente juega con nuestra mente, convirtiéndola en un libro de muerte, donde escribimos el nombre de aquellos a quienes queremos ver muertos e incluso el cómo sería su muerte, detalle a detalle.





Imagen.
http://cdnb.20m.es/yaestaellistoquetodolosabe/files/2013/09/De-d%C3%B3nde-procede-la-palabra-%E2%80%98asesino%E2%80%99.jpg