29 de julio de 2015

Cuando llega el apocalipsis





Nacemos, crecemos, muchos de nosotros con la compañía de padres y hermanos, un techo y hasta una mascota. Estamos bien y nos sentimos bien, pero poco  a poco tienes que ir creciendo y a medida que eso pasa, las condiciones cambian. Quizás ya tus
padres consideran que debes tomar tus propias decisiones y afrontar y resolver tus propios problemas.

Cuando naces, creces y mueres en un ambiente de total protección, los demás dirían que viviste una gran vida, una vida muy buena. te lo dieron todo, lo tuviste todo, no te negaron nada, pero cuando el tiempo se encarga de alejarte de esos padres, de esos hermanos, de ese techo que fue testigo de aquellos primeros pasos, aquella primera bicicleta, ese techo que albergaba dulces y también amargos momentos en familia, el cuento es totalmente diferente.

Ese momento en que te das cuenta que ya no tienes nada de eso, es ahí cuando te detienes y te das cuenta que…ya no estás en el paraíso, que tu vida se convirtió en un total apocalipsis, donde todo acabo, donde ya no quedan sino cadáveres en vida. todo se vuelve un completo caos en tu vida.

Una vez que todo se haya alejado de ti, sin importar el motivo, ni tus padres, ni tus hermanos, ni ese techo, incluso ni esa mascota están hoy contigo, solo estas tú, enfrentando solo al mundo, esquivando la soledad y escondiéndote de la oscuridad, entonces entenderás que le apocalipsis ha llegado y debes enfrentarlo solo.