9 de septiembre de 2014

¡CORRE QUE TE LLEVA EL COCO!



Cada vez que sales de tu casa pasa lo mismo y siempre te da le mismo dolor de cabeza al escuchar lo que llamamos cantaleta y es que sinceramente si es que es molesto que le estén repitiendo a uno siempre lo mismo todos los días por la eternidad.

No es por nada malo, claro está. Pero que vaina tan maluca que le estén tirando el mal encima, y frases como  “cuidado con ese celular” “deja de estar poniéndote esos zapatos” deja de estar llegando tarde” “no te estés metiendo por esa calle” lo peor es que no tenemos otra calle por donde cruzar ¿y entonces? ¿Compramos unas alas súper poderosas y un traje al estilo iro man para no ser victimas por las mala acciones de ciertos individuos?

No podemos pretender vivir escondidos por miedo a las malas acciones de ciertos individuos. En cierta parte todos somos colaboradores de sus fechorías al callar y someternos a sus atropellos así que no se puede  vivir con miedo ni se puede relacionar de la manera tan dramática que la hacen.

El miedo es una cosa y cuidarse o prevenir es otra muy diferente. Debemos ser cuidadosos y saber por dónde andamos pero de ahí a que debemos vivir con el miedo a un ataque nuclear pues la verdad como que tampoco. Considero que el ser humano por naturaleza se protege así mismo ante cualquier ataque y tiene un red de seguridad que le indica por donde debe andar y por donde no.  Ya no ser tan confiado y eso nadie se lo debe decir a uno.

Al salir a la calle sabemos que debemos estar alertas pero eso no quiere decir que no debemos salir nunca y que cuando salgamos debemos salir escoltados o con súperman al lado.

sigue leyéndome
Alejandro Alvarez